Acceso directo al contenido

Nutregenia: Dieta en base a tu perfil genético

GENÉTICA Y NUTRICIÓN: UNA EVIDENCIA CIENTÍFICA.

El sobrepeso y la obesidad constituyen la principal amenaza para la salud de la población europea.

NUTRICION Y GENÉTICA: NUTRI-GENÉTICA.
La genómica nutricional, según el Dr José María Ordovás,
uno de los mayores especialistas a nivel mundial en nutrigenética y nutrigenómica, tiene como finalidad acumular conocimiento que permita el desarrollo de la nutrición personalizada: en función de nuestro genotipo, elaborar dietas o precisar la dosis adecuada de nutrientes que nos permita evitar las enfermedades asociadas con el síndrome metabólico.

The Human Obesity Gene Map, resultado de ingentes estudios de genética nutricional establece evidencias claras entre genes , polimorfismos y condiciones nutricionales, que son la base para la nutri-genética que considera las variaciones genéticas individuales y propone una actuación individual de ingesta de nutrientes, basada en el perfil genético nutricional de un individuo: Dieta Personalizada en base al perfil genético.

GENÉTICA Y SALUD

En el Informe Europeo sobre Nutrición y Salud, se constata que el sobrepeso y la obesidad constituyen la principal amenaza para la salud de la población europea . Ya afecta a los niños, alcanzando el 36% en niñas españolas de 10-14 años de edad, y en niños italianos de 7-9 años. Al aumentar la edad, aparecen diferencias en función del género, disminuyendo el porcentaje en las niñas en comparación con los niños, diferencia que en la mayoría de países se mantiene en la edad adulta.

En España, la obesidad ha alcanzado tasas preocupantes con una prevalencia de alrededor del 25%.
En el informe sobre la obesidad en Europa realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo en Europa (OCDE) llegan a la siguiente conclusión: “La tasa de obesidad de los adultos españoles supera a la media de la OCDE y en los niños la tasa se encuentra entre las más elevadas de la OCDE”.

GENÉTICA Y OBESIDAD

En Estados Unidos, la Fundación del Consejo Internacional de Información Alimentaria (IFIC), considera que la genética tiene un papel fundamental en la Salud durante toda la vida de una persona.

Según la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, en la década de los 80 y principio de los 90, fueron comunes los estudios con gemelos encaminados a conocer el grado de heredabilidad del exceso de peso. El más reseñable es el de la National Academy of Sciences con datos de 15,924 gemelos varones recogidos durante su servicio militar. En este trabajo concluyeron el índice de masa corporal (IMC) tiene una heredabilidad del 77%, esto quiere decir que el IMC de una persona dependería en un 77% de la genética familiar y en un 23% del ambiente. Otros estudios, han demostrado un valor similar de heredabilidad del componente graso (74%-84%) medido a través de pliegues adiposos subcutáneos. Sin embargo todos estos trabajos se hicieron en una época en la que la tecnología aun no estaba desarrollada por lo que, a pesar de confirmar que el componente genético tenía una gran importancia, se desconocían los genes concretos que predisponían a obesidad.

Con la tecnología algo más avanzada comenzaron a conocerse los genes que estaban implicados en los casos de obesidad mórbida (IMC superior a 40 kg/m2), las mutaciones de un solo gen sólo pueden explicar el 5% de la obesidad mundial. El otro 95% se corresponde con la obesidad común, la cual, está regulada por múltiples genes cuyo efecto individual sería despreciable pero, en conjunto, predisponen a la enfermedad.